Sociedad Rural Salteña

 
 
  31-08-16 | Discurso del Vicepresidente de Sociedad Rural Argentina
DISCURSO DE DANIEL PELEGRINA, VICEPRESIDENTE DE SOCIEDAD RURAL ARGENTINA
 
 

Es un honor y una alegría estar hoy en Salta, en esta muestra que testimonia el potencial productivo y el gran trabajo de los criadores y expositores de las distintas especies aquí exhibidas y de la muestra comercial.

Estos animales, esta exhibición toda, muestran un largo camino de trabajo, de crecimiento y de inversión. Expresan cómo los productores de esta provincia siguen apostando al futuro, e invierten en tecnología y desarrollo.

Esto da cuenta del enorme talento del productor argentino, de su capacidad creadora y de su espíritu innovador.

Vicepresidente de Sociedad Rural Argentina

Esas mismas cualidades, eran las que tenían los fundadores de la Sociedad Rural Argentina, quienes hace 150 años, fundaron nuestra querida entidad.

Pensemos que esto fue el 10 de julio de 1866, apenas un día después de la celebración de los 50 años de la declaración de la independencia Argentina, esa independencia con la que tanto colaboró Martín Miguel de Güemes en defensa de nuestra libertad. A él, todo nuestro reconocimiento.

La visión y esa confianza en el futuro que tuvieron los fundadores de la Rural, tan propia de los hombres y mujeres del campo, es la que queremos destacar especialmente en este aniversario.

“Estamos en un momento bisagra, en el que debemos mirar hacia adelante, pero teniendo presentes cada uno de los errores que no deben volver a cometerse”, decíamos el año pasado. Estábamos frente a la oportunidad de elegir si queríamos continuar con las políticas que llevaron al fracaso productivo y dejaron al país lejos de alcanzar su potencial, o si elegíamos por una alternativa en la que el campo fuera un aliado para el desarrollo de la Argentina. Y gracias a Dios y al trabajo de muchos de nosotros, el cambio vino……..el rumbo giró hacia el destino correcto….. y atrás quedó la impericia y la soberbia de quienes tuvieron al campo como blanco directo.

Hoy el campo está llamado a dar impulso a la economía,… en cada una de las regiones del país……. y estamos listos para el desafío, ……para ayudar a consolidar ese rumbo correcto.

Las políticas implementadas por el nuevo gobierno para el sector como la eliminación las restricciones al comercio y la eliminación de los derechos de exportaciones para el trigo, el maíz, la carne y los productos regionales y una reducción del 5%, para la soja, y las que se van a sumar por el compromiso asumido, trajeron y traerán vientos de cambio para los productores.

En el campo valoramos el compromiso. Y así como nos comprometimos a ser los motores del cambio, entendemos que el gobierno está trabajando para que se cumpla con el cronograma de reducción de los derechos de exportación a la soja. Confiamos en que esto sucederá porque después de mucho tiempo hay una conducción nacional con la mirada puesta en el NOA y en el NEA. y ellos saben perfectamente el impacto que ésta exacción tiene en la economía de los productores. Por eso valoramos también que se haya incrementado el corte de las naftas al 12%, porque ese 2% ha ido destinado al sector alcoholero que involucra a Salta, Jujuy y Tucumán.

El cambio de ánimo ya está resultando en un mayor nivel de actividad, las exportaciones de los productos de las tierras del NOA aumentaron durante el primer semestre un 62%, resurgiendo desde la fuerte caída del 22% que se vivió entre 2011 y 2015 a causa de la crisis de la balanza de pagos que afectó fuertemente a los productos exportables del interior.

El Poroto, verdadero emblema de la provincia de Salta, lugar donde se produce la mayor cantidad de porotos del país, juega un destacado rol dentro del comercio mundial de legumbres. Por eso en el año mundial de las legumbres, valoramos el aporte a la seguridad alimentaria que Salta hace con la región y con el mundo. Y la buena noticia es que las exportaciones de Poroto subieron un 46%, de 75 a 110 millones de dólares durante el primer semestre del año, luego del fuerte deterioro vivido entre 2011 y 2015 en donde los envíos habían caído un 17%. Las exportaciones de otras legumbres como el garbanzo reaccionaron positivamente y en el semestre aumentaron un 122%.

También durante el primer semestre las exportaciones de Azúcar aumentaron un 70%, de 50 a 85 millones de dólares y las de limones un 63% de 81 a 133 millones de dólares y las de tabaco un 170%, pasando de 44 a 120 millones de dólares cuando entre 2011 y 2015 habían caído un 50%.

Debemos destacar que éstos y otros cultivos industriales, cumplen un importante rol en la economía del NOA, no solo por su aporte al empleo, al arraigo, por su producción e ingresos que genera, sino por ser el puente más sólido que tiene la región con el mundo.

Ahora todo el esfuerzo que hacemos tranqueras adentro para ser cada vez más eficientes, no tiene sentido si no podemos salir con la producción para llegar a los mercados locales e internacionales, y por eso la importancia de las inversiones en infraestructura y en transporte para unir mercados, recomponiendo al menor costo y con la mayor eficiencia posible.

Sabemos que es necesario resolver la inequidad en infraestructura que sufren el NOA y NEA, pero creemos que el Plan Belgrano, apunta en el sentido correcto buscando incentivar el desarrollo local con impacto social y productivo en el norte argentino. Pero mientras se lleva a cabo este plan, se requerirán medidas de transición, que permitan efectos favorables en el corto plazo y posibiliten el acercamiento de las zonas productivas a los grandes centros de consumo y su llegada a los puertos.

Luego de 11 años de inactividad, en el mes de abril, se reanudó el servicio de tren de carga entre Salta y Chile, a través del ramal C-14, hecho que se traduce en términos económicos, en beneficio para el NOA en general y para Salta en particular, ya que se abren grandes posibilidades para potenciar el intercambio comercial con Chile.

Además, se está trabajando en el norte de la provincia, con la rehabilitación del ramal C-15 que conduce hasta Bolivia.

Son pequeños pasos que se traducen en un avance hacia el objetivo de brindar mayor competitividad a nuestras regiones productivas.

Nuestra meta debe ser esa, mejorar la competitividad en cada paso que se dé para que el productor que es altamente eficiente pueda llegar con su producto a todos los rincones del mundo con calidad, precio y cantidad, y podamos estar en igualdad con nuestros competidores para disputar los mercados.

Además de la importancia de mejorar la infraestructura de la región, también hay que eliminar ciertas limitantes que impiden acrecentar la competitividad, como abusos en la presión impositiva a través del impuesto inmobiliario rural; o de las tasas u otros impuestos que recaen a la salida de productos agropecuarios en las provincias; o sobre la energía eléctrica, entre otros.

Pero la competitividad debe ser de todos los sectores que integran las cadenas productivas. Por eso es imprescindible que el Estado actúe evitando posiciones dominantes y trasparentando la formación de los precios para que nadie se quede con lo que le corresponde al otro.

Valoramos el retorno del Banco Nación en apoyo del campo, pero es imprescindible que las tasas bajen y se adecuen a la realidad de la producción.

Un párrafo especial merece un necesario “Pacto entre el medio ambiente y la producción”.

La actividad económica, en particular la economía de mercado que sostiene nuestra Constitución, no puede desenvolverse en medio de un vacío institucional, jurídico o político. Por el contrario, supone una seguridad que garantiza la libertad individual y la propiedad. La primera incumbencia del Estado es la de garantizar esa seguridad, de manera que quien trabaja y produce pueda gozar de los frutos de su trabajo y, por tanto, se sienta estimulado a realizarlo eficiente y honestamente. Es el “derecho a producir” que está así contenido implícitamente en la carta magna. Pero vemos que hay embates a ese derecho en todo el mundo y, de hecho, en la Argentina hay legislaciones a nivel nacional, provincial o municipal que van imponiendo restricciones o prohibiciones ya sea en el uso de recursos o en las tecnologías empleadas, impulsadas más por mensajes y acciones de grupos que no actúan basados en el rigor de la ciencia o mirando el bien común. Ahí es donde tenemos que llevar claridad, y discutir con parámetros objetivos para que no se voten leyes u ordenanzas sobre la base del miedo o de una especulación política.

Desde la Sociedad Rural Argentina seguiremos poniendo el hombro, porque estamos convencidos que el potencial del campo argentino sigue siendo enorme y el mundo seguirá demandando nuestros productos. Y allí también se está trabajando bien desde el Gobierno, reinsertando a la Argentina en el contexto internacional, buscando nuevas alianzas y proponiendo negociaciones que permitan mejorar la llegada de esos productos.

Con la planificación de políticas integrales, consensuadas entre lo público y lo privado que busquen el desarrollo productivo sustentable y previsible en el tiempo, podremos revertir las adversidades que se presenten y convertirlas en oportunidades.

Demostremos lo que el campo puede hacer por esta gran Nación cuando se ha puesto como norte la producción de la mano del campo!!!

No dejemos que se nos vaya otra oportunidad!!!

Seamos protagonistas de este cambio!!!

Fomentemos la cosecha de valores que nos son tan propios en el campo, el trabajo, el tesón, la palabra, el arraigo a la tierra y el amor por lo nuestro.

Mostremos que con el campo tenemos un gran futuro por delante!!!

Muchas gracias……..

 


 
braford
IPCVA
Brangus
   
  
 
Sociedad Rural Salteña - Avda. Gato y Mancha 1460- Salta - 0387 4235230 | 4231806