Sociedad Rural Salteña

 
 
 
LA SOJA. ENTREVISTA A IGNACIO PISANI
 
 

Ignacio Pisani es gerente de producción de Anta del Dorado, una de las empresas agrícolas más importantes de la región. Este Ingeniero en Producción Agropecuaria se encarga desde 1992 de la producción agrícola de la firma, en la que la soja es la actividad principal.

En esta entrevista, Ignacio explica sus perspectivas para esta próxima campaña; habla sobre la sequía y sus consecuencias. También se refiere con entusiasmo a la nueva soja bt y su eficiencia en el futuro. Sin embargo le preocupa la falta de reglas claras, sobre todo para pensar en generar una agroindustria viable en la zona.

¿Cómo ves la perspectiva de siembra de soja para esta campaña? Las perspectivas para la próxima campaña son buenas, siempre y cuando nos acompañen las lluvias. Vivimos una de las mayores sequías en 20 años y los rindes de la última temporada fueron malos, con lo cual el sector necesita de precipitaciones normales.

Por suerte los precios de los commodities están firmes gracias a una mayor demanda

mundial de alimentos y a importantes sequías que también sufrieron los principales productores de alimentos del mundo, como es el caso de eeuu.

¿Cuándo piensan sembrar en Anta este año? La soja en Salta se siembra a fines de noviembre y termina el 15 de enero. Esa es la ventana pero en los períodos de seca están prefiriendo sembrar a partir del 10 de diciembre. Si es un buen año, el potencial de rinde, es mejor si se hace temprano. La fecha promedio de Anta es el 25 de diciembre y en esta campaña calculamos estar sembrando para esa época.

¿Creés que va a aumentar el cultivo de soja? No vamos a aumentar la superficie de soja. Nosotros como empresa tenemos un plan de producción donde la soja es un componente fuerte dentro del sistema que siempre ronda en el 60%; el maíz ocupa el 25% y el 15% restante corresponde a poroto, sésamo, pisingallo y chía en la producción estival. En invierno producimos trigo, cártamo y garbanzo.

¿Qué determina a un productor a elegir soja o maíz?

El maíz tiene una perspectivas de precios bastante firme pero el productor no se anima a aumentar mucho su participación dentro de sus esquemas productivos debido a las dificultades comerciales que tiene este grano y a la imprevisibilidad que generan las regulaciones que el gobierno nacional ejerce sobre el maíz (roe). A pesar del 35%de retenciones que tiene el cultivo de soja sigue siendo más predecible ya que por ahora no tiene ninguna regulación extra por parte del gobierno nacional.

¿La chía compite con la soja? No compite porque no es un commodity sino una especialidad. Este año se sembraran 40 mil ha. aproximadamente. Tuvo un crecimiento muy fuerte en superficie para un cultivo totalmente alternativo. Ojalá se estabilice, aunque sin contrato es complicado asegurase la venta y se pueden saturar los mercados. A pesar de la sequía, la producción fue buena y se pudieron hacer buenos negocios, con empresas como Chía Corp. y Alimentos Sturla .

¿Qué atrae al productor sobre la chía? Puede ser una muy buena opción para campos marginales porque no necesita tanta lluvia ni es muy exigente en suelos. Creo que es una alternativa pero como todo cultivo nuevo hay que ser cauto hasta encontrarle el nicho productivo y su estabilidad comercial.

¿Cuáles son los problemas actuales que presenta la soja con respecto a la maleza? Desde que en el año 95 aproximadamente se cambió a soja rg (Resistente al glifosato), El glifosato favoreció mucho a la producción pero al generalizarse tanto su utilización, en este último tiempo empezaron a surgir resistencia de malezas al glifosato. Son problemas que no se adjudican a la tecnología, sino al mal uso de la misma.

Como productores tenemos que hacer planes de producción a largo plazo, en los cuales hay que agregar la mayor diversidad de cultivos e insumos posible que nos permitan tener un sistema de producción más sustentable para sortear los problemas que se generen.

¿Cómo están trabajando con respecto a la plaga conocida como picudo? El complejo de picudos está compuesto por tres tipos de ellos. Desde hace diez años es un problema en la soja y esto sucede porque el ecosistema es tan dinámico.

Aparecen otras plagas en sistema biológico cuando atendés una y dejás de tener en cuenta a otras.

Los picudos conocidos como promecops, y esternechus fueron los primeros en aparecer y a medida que los fuimos conociendo también pudimos conocer la forma de controlarlos. Se dominan con el curado, con insecticidas de la semilla y en algunos casos también con la aplicación de insecticidas durante el cultivo.

Hace dos años apareció el picudo negro o risomatus. Es muy complicado porque el daño que produce es en la chaucha, además aparecen muchas camadas durante el cultivo y perjudican la etapa de la producción y bajan la calidad de del grano. En este caso no queda otra que rotar porque no hay nada que lo controle efectivamente. La solución, por ahora, es rotar con maíz y disminuir la población de risomatus. La agricultura tiene que ser parte de un sistema y es bueno rotar por muchos motivos. Éste es uno.

A la soja transgénica le hacen mala propaganda, dicen que afecta al ser humano. Eso no es cierto. La biotecnología es y será la herramienta que nos permitirá acompa-ñar y satisfacer el incremento de la demanda mundial de alimentos.

En la Argentina ya nos beneficiamos del gran cambio que provocó el ingreso de la tecnología de resistencia a glifosato y en el futuro vendrán tecnologías como la tolerancia a sequía, resistencia a otros principios activos de herbicidas. Esos avances van a permitir al país seguir siendo muy competitivos en la producción de alimentos para la Argentina y el mundo.

Pronto vamos a contar con la tecnología de resistencia a las orugas (sojas bt).Monsanto ya acordó con el gobierno para lanzar esta tecnología de protección a insectos y herbicidas en un año. Arrancarían por el nea y noa.

¿Cuáles son las variedades más usadas en Salta y cuál es el mejor mercado? Las variedades más usadas son las del grupo de madurez 7 y 8 que se llevan el 80 % de de la superficie sembrada de Salta. El 20% restante pertenecen al grupo 5 y 6, que tiene ciclos de cultivo un poco más cortos.

Al ser la soja un commodity, el precio de referencia para comercializar la soja de Salta surge del Mercado de Chicago.

¿Cuán importantes son estos adelantos biotecnológicos en la semilla? Son fundamentales para el sector agrícola y nosotros como productores debemos entender que la semilla se está convirtiendo en el corazón de la siembra. Se le agrega gen para hacerla resistente glifosato o a la oruga; en el futuro van a hacer que produzca más materia grasa, que sea más eficiente en la producción de aceite. Las empresas semilleras trasladan al productor y al cultivo, los beneficios de los eventos biotecnológicos.

¿Cuánto tiempo llevará sembrar una semilla de estas características? Depende del productor. Tiene que cambiar la ley de semillas como en Estados Unidos que se compra semilla y no te podés guardar para sembrar. Es cierto que cuesta el doble compararla, pero la patente y las investigaciones que se hacen, se pagan con la compra de la semilla. Si no le comprás a los semilleros, no pueden invertir y todos estos eventos biotecnológicos se atrasan.

Muchos toman conciencia de ello, pero otros no se dan cuenta de que económicamente es conveniente y va a traer beneficios reales en el futuro. Posibilitar un ahorro muy grande al productor en agroquímicos, le dá más eficiencia a la producción.

Además el mundo necesita de alimentos. Sí, y nuestro proyecto como país es ambicioso. Queremos llegar en el 2020 a cosechar 150 millones de toneladas de granos. Hoy estamos en 100 millones. Es difícil sin la biotecnología.

¿Cuáles fueron los costos para el que arrienda un campo con respecto al propietario en esta última campaña? La gente que el año pasado pagó 280 dólares de alquiler por ha. perdió mucha plata con el arrendamiento. Por eso hay que tener mucho cuidado en las proyecciones futuras porque pueden quebrar varias empresas. Todos los que sembraron perdieron plata, los dueños de campos perdieron poca, y el que arrendó, mucho.

¿Cómo impacto la sequía en los rindes? Rindió más o menos la mitad del promedio. En vez de 2300 kilos por hectáreas, fueron 1200 kilos. El sector venía muy bien, invirtiendo mucha plata. Los costos y los insumos también se incrementaron en dólares. Creo que faltó previsión, veníamos de varios años buenos y nos dimos contra una pared.

Se especulaba que el Gobierno podría aumentar las retenciones al 40%.

Con el actual esquema de retenciones del 35 por ciento y los impuestos a las Ganancias y Derechos de Exportación el gobierno se queda con el 65% de los ingresos y si se llegan a aumentar las retenciones, van a producir un quebranto en el sector.

¿Cuáles son las perspectivas de precios para Salta en la participación nacional? Salta es la quinta provincia productora del país de soja con un millón y medio toneladas de los 35 a 40 millones que se cosechan en el país. Actualmente la cotización es de $1540. Hay perspectivas buenas pero llevar la soja a Rosario tiene un costo de $300 por tonelada con lo cual al productor salteño le quedan $1240, por estar a 1200 kilómetros del puerto.

¿Con respecto a la agroindustria y la soja, cómo ves su futuro? El gobierno está pidiendo que el productor agregue valor a la producción primaria. Tiene mucha lógica: en vez de transportar el grano, directamente llevamos al puerto aceite o biodiesel o milanesa de soja y se licua el precio del flete a Rosario. Pero no es tan sencillo.

Se fomentaron los proyectos de biodiesel, y después se le puso impuesto al biodiesel.

Las empresas chicas quebraron y solo quedaron las grandes que pudieron soportar.

Si quieren que el productor se arriesgue, el Estado tiene que dar reglas claras y tiene que haber seguridad jurídica porque qué mejor que bajar los costos de fletes, generar más mano de obra, que se desarrollen los pueblos rurales. Agregar valor sería excelente para la provincia, para las personas, para todos. Es fácil decirlo pero si no generás confianza para que el productor invierta, no habrá una verdadera agroindustria.

 


 
braford
Brangus
IPCVA
   
  
 
Sociedad Rural Salteña - Avda. Gato y Mancha 1460- Salta - 0387 4235230 | 4231806