Sociedad Rural Salteña

 
 
 
PERSPECTIVAS DE LA GANADERIA SALTEÑA PARA 2012
 
 

La curva de crecimiento del stock ganadero vacuno se encuentra en un punto de inflexión con una leve tendencia descendente para 2012. Se necesitara de un gran esfuerzo de la producción, para que con capacitación y aplicación de alta tecnología se logre aumentar sus índices productivos e intentar revertir tal tendencia

Los registros del Senasa de la primera vacunación del 2011, marcan una disminución del stock del 4% con respecto a la misma vacunación del 2010, mostrando una curva descendente luego de 6 años de crecimiento en el orden del 7 % anual promedio.

Si analizamos el stock por categoría se observa que la mayor disminución se encuentra, en la categoría de novillos y novillitos, rondando en una pérdida del 10 % 23.000 CABEZAS siendo de menor incidencia la disminución de vientre 3 % de su categoría 18.000 cabezas aproximadamente.

Esto es consecuencia de una mala política del gobierno Nacional que equivocadamente y argumentando la mesa de los argentinos logro justamente el efecto contrario, siendo responsables de la mayor pérdida del stock ganadero que se recuerde: 12.000.000 de cabezas menos, una reducción de la faena de 8.000.000 de cabezas y una industria de la carnes y sus subproducto en una situación delicada, sobretodo la especializada en el comercio exterior

El desequilibrio que se produjo entre el precio del ternero y del novillo gordo, un diferencial del 30% a favor del ternero, producto de la perdida por un lado del mercado de exportación, la disminución de los recupero que paga la industria, la incidencia en los costos ante la brusca reducción de faena, desalentó el ingreso de terneros de la región chaqueña, que se invernan y faenan en la provincia.

La tendencia para el próximo año de la invernada estará directamente relacionada con el precio del maíz y la carne, que ante la importante baja del consumo per cápita a 52 kg. por habitante por año y una política de retenciones y regulaciones de las exportación de granos se puede prever un situación de desplazamiento de la invernada tradicional, al sistema estabulado, que permite mejorar el precio del maíz y lograr una terminación de los animales acorde a las exigencias del mercado. Lentamente van creciendo en la provincia emprendimientos de Feed lot de distintas magnitudes, pero que exigen una mayor aplicación de nuevas tecnologías, que sin duda necesitan de una gran capacitación.

Una herramienta positiva para los invernadores, y criadores, es el crédito de 120 días otorgado por el gobierno de la Pcia. que permite a los primeros una importante fuente de financiación y a los criadores obtener un mejor valor de los terneros.

La comercialización de animales terminados es todavía una asignatura pendiente, si bien ingresa un altísimo porcentaje de carnes de otras regiones, es cada vez mayor las cabezas de animales que se envían para ser faenadas en provincias vecinas, sin aprovechar el tan de moda valor agregado y efecto multiplicador de los subproductos. Una herramienta interesante sería permitir que los frigoríficos y las bocas de expendio pudieran desgravar el porcentaje correspondiente al impuesto a las actividades económicas por las carnes faenadas en industrias locales. Esta medida debería ser lo suficientemente atractiva para que carnicerías y las cadenas de supermercados, que son las mayores introductoras de carnes, se interesen por productos locales

En el caso de la cría, con un valor de los vientres entre 800 y 1000 dólares por cabeza, es muy difícil prever un incremento por nuevas inversiones en esta categoría, sin políticas claras de mercados y sin créditos diferenciales a largo plazo o incentivos fiscales. Seguramente seguirá avanzando la actividad agrícola sobre las superficies de pastura; se estiman, en aproximadamente una 50.000 has, en estos dos últimos años que se pasaron de pasturas subtropicales a siembras de soja, poroto, maíz y sorgo.

Esta actividad ganadera, deberá hacer un gran esfuerzo en mejorar los índices productivos, % de preñez, de terneros logrados etc. para lograr una buena tasa interna de retorno, que ante el gran aumento del capital de inversión logre resistir la tentación de tomar ganancias realizando los vientres y volcar esos recursos a la actividad agrícola.

Un párrafo aparte, merece el crecimiento, de las cabañas que sí tuvieron un gran crecimiento ,con un mejoramiento genético a la altura de las mejores del país y que hoy permiten abastecer a la Pcia con reproductores nacidos y criados en la misma, con todas las conocidas ventajas que esto significa y que con un trabajo conjunto en la asociación de Cabañas Salteña están consiguiendo ganar mercados no solamente en otras provincias sino también en países vecinos tanto de reproductores y productos de alta tecnología como la venta de semen y de embriones. Prueba de esto, son la cantidad de remates de reproductores realizadas en la Pcia, más los ejemplares que participan en otras regiones e incluso en Bolivia.

En conclusión, la esperanza del autoabastecimiento de carne vacuna que en algún momento aspiramos los salteños, otra vez se aleja de la realidad, habiendo perdido una gran oportunidad entre los años 2007 al 2010 cuando la inversión necesaria para el negocio ganadero en dólares era un 30% de la que se requiere actualmente.

 


 
braford
IPCVA
Brangus
   
  
 
Sociedad Rural Salteña - Avda. Gato y Mancha 1460- Salta - 0387 4235230 | 4231806