Sociedad Rural Salteña

 
 
  | Tecnología agropecuaria
Avances en modernización agropecuaria en Uruguay
 
 

Los avances en la tecnología y la ciencia buscan facilitar el trabajo del hombre. En el campo, su uso posibilita diversos beneficios. Este es el caso del moderno sistema conocido bajo las siglas de “RFID” utilizado en el país vecino de Uruguay. Salta Productiva se puso en contacto con la Asociación Rural Uruguaya para compartir sus conocimientos en la materia.

RFID, “Radio Frequency IDentification”, significa en español “Identificación por Radiofrecuencia.” Consiste en un Sistema de capturación de datos automático que por medio de dispositivos denominados etiquetas, tarjetas, transpondedores o tags se almacenan o recuperan datos sobre la identidad de un objeto a través de ondas de radio.

Las etiquetas RFID son unos dispositivos pequeños, similares a una pegatina, que pueden ser adheridas o incorporadas a un producto, un animal o una persona. Contienen antenas para permitirles recibir y responder a peticiones, por radiofrecuencia, desde un emisor-receptor RFID. Se suelen implantar en el ganado para su identificación y control.

Para contarnos sobre su funcionamiento, hablamos con el Ingeniero Agrónomo Gonzalo Arroyo, Gerente General, y con Pablo Almeida, técnico asesor de la Asociación Rural del Uruguay.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar RFID en relación al sistema de trazabilidad tradicional?

La principal ventaja es el propio sistema de identificación individual, se utiliza un solo identificador RFID pudiendo existir otro visual. Esto redunda en la seguridad de los datos al no poder modificar la identificación numérica. De esta manera, se evitan errores de lectura visual.

La numeración es única y consta de código país al principio de la numeración, número dado por reglas ISO. Esto es de gran utilidad en las campañas sanitarias y hasta en la propia gestión del productor.

Entre otras virtudes, es un instrumento al servicio de la gestión de la empresa ya que al poder identificar todo su rodeo, permite un sistema más riguroso para el manejo de datos individuales de los animales del rodeo. Podría llegar a sustituir en parte la identificación con marca a fuego que determina la propiedad del ganado.

¿Qué papel cumple el gobierno y la Asociación Rural del Uruguay en este proceso de modernización agropecuaria?

Un sistema de estas características, por lo que implica en su administración, puesta en funcionamiento, participación y compromiso del sector privado, es claramente un instrumento al servicio de políticas sectoriales de Estado, es decir que trascienden las vicisitudes de los cambios de Gobierno. Este, a través de sus tres poderes, debe establecer las formalidades legales y la estructura institucional para que el sistema funcione. Las gremiales rurales, y en particular la Asociación Rural del Uruguay, otorgan el aval y ofician de fiscales en la instrumentación y operativa del sistema.

Esta tecnología RFID es obligatoria por ley para todo el rodeo vacuno del Uruguay, obedeciendo a estrictas pautas surgidas de la UE para certificar el origen del producto exportado.

¿La trazabilidad por RFID es un atributo de calidad que el consumidor actualmente exige?

En principio es una exigencia del mercado europeo, seguramente respondiendo a exigencias de los consumidores en materia de inocuidad alimentaria.

La experiencia uruguaya permite comprender que instrumentar el sistema es posible. Más aún, tener la referencia cierta de los muchos contratiempos que hubo en su desarrollo y como evitarlos o sortearlos.

¿Es posible en Argentina adoptar este tipo de medidas productivas?

Desde nuestra experiencia, podemos aportar un par de elementos a considerar. En Uruguay ya existía un sistema de trazabilidad grupal con guías oficiales desde el establecimiento al frigorífico. Se trata de un sistema de planillas a 4 vías dónde interviene el remitente del ganado, la comisaría local que registra la salida del ganado, el receptor del ganado y la comisaría del lugar de llegada del ganado. Este ejercicio documental tiene casi 40 años y su práctica es habitual al ganadero uruguayo. Si bien el nuevo sistema es mucho más complejo, parte con la ventaja de que el ganadero acepta, asume y está acostumbrado a este tipo de formalidades.

Otro aspecto importante es la institucionalidad necesaria para que estos sistemas operen. La misma debe ser confiable, eficiente, aceptada y reconocida por los productores, además de permitir la participación del sector privado.

Finalmente, un elemento a tener en cuenta son las características del país que por su extensión y homogeneidad permiten asumir estos procesos con menores dificultades que en otras realidades de la región.

 


 
Brangus
braford
IPCVA
   
  
 
Sociedad Rural Salteña - Avda. Gato y Mancha 1460- Salta - 0387 4235230 | 4231806