Impuestos: “CRIA VERSUS INVERNADA”

 

Temas impositivos

CRIA VERSUS INVERNADA”

 

Por Cr. José Fernando Hidalgo*

 

DIFERENCIAS DESDE LO IMPOSITIVO

 

El objetivo de esta nota no es definir cuál de estas producciones es más conveniente en términos económicos, pero sí, de dejar el claro mensaje, que cuando se haga el análisis comparativo económico, NO se omita la variable de la “carga fiscal.”

 

Los empresarios, cuando hacen números y analizan el negocio para ver si hacen cría o hacen invernada o incrementan una u otra, suelen tener en cuenta, estos factores:

 

  • Márgenes brutos y netos.
  • Fuentes de financiación.
  • Posibilidades de desarrollo de la cadena de valor.
  • Potencialidad del mercado regional.
  • Costo financiero implícito por las inversiones realizadas.

 

Pero CUIDADO: es frecuente ver en la práctica de estos análisis, que el gasto impositivo no se lo considera en el margen neto, o si figura surge como una simple aplicación de porcentaje.

La verdad que NO podemos darnos el lujo de omitir esta variable, o de no calcularla como corresponde. Ya que si bien no es un factor cuantitativo determinante, si es “condicionante” en la rentabilidad final de estas inversiones productivas.

 

Primera conclusión: analizar la sustentabilidad de estas producciones, requiere hacerlo de forma integral e interactiva, con una visión gerencial, agronómica,  financiera-económica y también impositiva.

 

Cuando se hacen los cálculos de la incidencia de esta variable impositiva, se evidencia la sustancial diferencia, que existe entre la cría versus la invernada. Provocado principalmente por el “Impuesto a las Ganancias”, siendo éste en la cría significativamente menor que en la invernada.

 

¿Por qué se produce esta situación ventajosa para la cría?

 

Sin entrar en detalles técnicos, la explicación es que existen ciertos beneficios implícitos en la Ley del Impuesto a las Ganancias, que tienen que ver con las formas de valuación de las tenencias de hacienda (de cualquier tipo), principalmente para las zonas extra pampeanas.

Ejemplo práctico.

 

Veamos a continuación estas “diferencias cuantitativas”, a través del siguiente caso práctico de un establecimiento de cría vs de invernada desarrollados en Salta.

Solo consideramos el Impuesto a las Ganancias, porque no existen diferencias en los restantes impuestos provinciales y nacionales.

 

Actividad Fecha inicio Monto de inversión Impuesto Ganancias
CRIA 2012 Igual $1 (por kg vivo)
INVERNADA 2012 Igual $6 (por kg vivo)

.

Del cuadro se observa, que por cada $1 que se tributa por la tenencia al cierre de un kg vivo promedio de la cría, se tributa $6 por la tenencia al cierre de un kg vivo promedio en la invernada.

Es decir, con los datos de este ejemplo, la invernada paga 6 veces más Impuesto a las Ganancias que la cría.

 

Estas diferencias impositivas ventajosas para la cría, son más importantes aún, si consideramos que en el año fiscal se realizan nuevas inversiones de vientres de rodeo general y, también si la fecha de inicio de las actividades es más antigua.

 

Conclusión final: ante estas elocuentes diferencias de la carga fiscal entre cría versus invernada, NO podemos omitir este factor en el cálculo del margen neto, o no hacerlo adecuadamente, porque los resultados de rentabilidad se modifican, y las decisiones de inversión se pueden direccionar de manera diferente.

 

*Especialista en empresa agropecuaria.

 

12/11/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *