El campo y Vaca Muerta. Entrevista a Diego Saravia T

El campo y Vaca Muerta

“Ambos sectores son importantísimos y tendrían que ser el motor de la Argentina”

DIEGO SARAVIA TAMAYO ha sido Gerente de Investigación Económica del Banco Central de Chile, tiene numerosas publicaciones en medios de difusión científica internacionales. Ha sido consultor de empresas del sector privado y organismos multilaterales. Acaba de volver a Argentina como director de Proficio S.A. Este contador público de la Universidad Nacional de Córdoba se ha perfeccionado con un Máster en Economía en el CEMA y es Máster y Doctor en Economía de la Universidad de Maryland, de Estados Unidos. Con una gran experiencia temas económicos y financieros le explica a Salta Productiva su mirada que condensa un trabajo en una de las economías más estables de Latinoamérica y la que ve de nuestro país.

  1. ¿Qué crees que se debiese haber hecho en un escenario como el de comienzos de este mandato?

El gobierno se equivocó en el diagnóstico y en la implementación de las medidas económicas. Quiso ir despacio al equilibrio fiscal y siguió financiando parte del déficit con emisión monetaria y nueva deuda. Fue ingenuo porque esto implicaba que los astros se alineen por varios años y el financiamiento a países emergentes tiene ciclos que son más cortos, máxime en una economía con los desequilibrios macro que tenía Argentina. El término de la plata internacional fue en mayo del año pasado cuando EEUU dio indicios de que iba a subir la tasa de interés. Ahí vinieron las devaluaciones, la ida al Fondo y hubo que acomodar las cuentas fiscales con una política contractiva acompañado de una política monetaria también muy contractiva.

  1. ¿Qué te parece el acuerdo con el FMI?

El gobierno no tenía otra opción en el momento. Necesitaba financiamiento y el único que presta en las condiciones como la argentina es el Fondo. Así implementó el mayor préstamo de su historia y en esto influyó la geopolítica ya que EEUU está interesado en que no le vaya mal a un gobierno de la orientación del presente. Obviamente como acreedor el FMI no quiere que se rifen la plata y para devolver plata hay que generar superávit fiscal. Entonces el ajuste fiscal es necesario y el gobierno está haciendo un esfuerzo relevante en este sentido, por supuesto teniendo en cuenta la maraña impositiva que existe en Argentina. Lo que me parece que fue malo, es el acuerdo en la parte monetaria ya que en un contexto inflacionario, con la mayor devaluación desde el 2002 y con ajustes de tarifas, imponer crecimiento nulo de la base monetaria es demasiado exigente. Esto se refleja en el nivel de tasas que existe en Argentina y el esquema monetario, a través de las Leliqs, implica una renta al sector bancario por falta de competencia que incomoda a un observador imparcial de la economía. Pero no me quiero poner muy técnico acá. El tema es que el gobierno y el FMI creían en Septiembre que se iba a desplomar la inflación a comienzos de este año y que las tasas iban a estar en niveles razonables en Marzo a más tardar. Obviamente la realidad demostró ser otra.

  1. ¿Sin crédito a tasas razonables, es posible que el sector agroindustrial progrese?

Con estas tasas no parecen muchas las inversiones rentables. El financiamiento de capital de trabajo también es muy complicado así y se ven muchas empresas que se están ahogando. El riesgo país, que es una medida del riesgo argentino, es por lejos el más alto de la región y hasta hace unas semanas estaba en niveles previos al de la crisis del 2001. En los últimos días hubo una baja importante influenciada por dos muy buenas jugadas políticas de las coaliciones que aparecen como mayoritarias en las próximas elecciones. La primera fue que Cristina fuese de vice, lo que fue interpretado por los mercados como una moderación que le permite descartar los peores escenarios para ellos. La segunda fue la incorporación de un peronista moderado a la formula oficialista, lo que fue tomado como algo positivo para la concreción de medidas que van a pasar por el congreso. Con todo, bajo bastante el riesgo país pero sigue en niveles muy altos.

  1. ¿Qué opinas de las retenciones al campo?

Por lo general, creo que son muy perjudiciales los cambios de reglas. Lo que se necesita es previsibilidad y cambiar u impuesto a media marcha es una mala medida. Argentina necesita rayar la cancha y que los jugadores jueguen en ella. En Argentina cambian las reglas de tanto en tanto y producen transferencia de riquezas enormes. Recordemos la pesificación del 2001, produjo un traspaso de riqueza de los que tenían activos en dólares a los que tenían deuda en dólares. Volviendo a las retenciones, la Argentina necesita menos impuestos no más impuestos y habría que arreglarse con los “convencionales”. Argentina también necesita abrirse al mundo y los sectores competitivos son los más útiles y el sector del agro es de lo más productivo de Argentina. Andar manoteando donde ve caja es algo que el fisco debiese dejar de hacer.

  1. ¿Es suficiente tener recursos como los que proporciona el campo con sus cosechas record o Vaca Muerta con sus proyecciones para salir adelante?

Todos sabemos de la importancia del campo en la economía argentina. Lo de Vaca Muerta es algo muy importante, pero necesita inversiones y para eso hay que dar previsibilidad y lograr así que la tasa de descuento haga esos proyectos rentables. Hay estimaciones que dicen que si sale bien, en 15 años Vaca Muerta, podría exportar valores similares al agro. Eso es un gran efecto que tiene que ser acompañado de políticas útiles en varias dimensiones ya que la explotación de semejante recurso natural va a traer reacomodamientos sectoriales relevantes como ocurrió en Noruega hace unas décadas. Así que, si me preguntas si es suficiente para lo que necesita Argentina, pero sí, ambos sectores son importantísimos y tendrían que ser el motor de Argentina. Lo que termine pasando depende de la política que se siga en los próximos años.

  1. ¿Por qué decidiste volver a un país que tal vez no tenga las posibilidades de progreso que otros países más estables?

Fue una decisión familiar, siempre pensamos en volver pero fueron pasando cosas en la profesión que hacían que el camino esté por otro lado. Digamos que pasé mucho tiempo jugando de visitante y el segundo tiempo quisiera que sea de local. El año pasado salió la posibilidad de asociarme con profesionales de gran nivel en Proficio Investmet para fortalecer el área de consultoría económica y financiera a empresas. Si bien la empresa está en Buenos Aires, nos interesa trabajar también con empresas de Salta donde estaré parte de mi tiempo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *