Editorial 70

Felicitaciones al Ateneo…
Hemos asistido durante estos días a hechos trascendentes para el futuro de la producción
agropecuaria de Salta y del país. Sólo como ejemplo, puedo citar la inauguración de un tramo
del tendido ferroviario del Belgrano Cargas que, en tanto sea concluido y debidamente
administrado, debiera traducirse en un mecanismo eficiente para bajar costos y reducir
tiempos de fletes.
De igual modo y con una trascendencia extraordinaria para el sector ganadero, celebramos el
acuerdo de libre comercio entre MERCOSUR y la Unión Europea, cuya ratificación por parte de
los estados miembros implicará un enorme impulso, entre muchas otras, para las economías
regionales.
Sin dudas, se tratan de iniciativas pensadas a largo plazo y cuyos frutos dependen, en gran
medida, del grado de profesionalismo, seriedad y certidumbre que se le imprima a las mismas.
En otras palabras, los dirigentes políticos y gremiales, empresarios y la sociedad en general
deben estar preparados para alcanzar los beneficios de esas grandes oportunidades.
En ese sentido, y a pesar de que a veces nos resulta difícil centrar la atención en
acontecimientos que no se encuentran directamente vinculados con las coyunturas políticas y
económicas que nos invaden en tiempos preelectorales, debo resaltar la iniciativa de un grupo
de jóvenes que hace tiempo decidieron transcurrir el camino que los lleva a posicionarse como
dirigentes y actores fundamentales en las toma de decisiones.
Ellos son los jóvenes del Ateneo de la Sociedad Rural Salteña que hace algunos días celebraron
10 años de institucionalidad, aún cuando su actividad se iniciara algún tiempo antes. Años
dedicados a participar del quehacer gremial; colaborando, participando y aportando una
visión moderna a las instituciones que fomentaron su creación; generando liderazgos a través
de su participación en organizaciones a nivel provincial y nacional; organizando charlas,
encuentros y congresos vinculados con las carreras que decidieron estudiar y que a su vez les
permite relacionarse con jóvenes ateneístas de otras provincias con quienes comparten
sueños, anhelos y valores.
Es un orgullo contar con este grupo de jóvenes emprendedores. Por eso, nuestras
felicitaciones a ellos y un reconocimiento especial a “El Bebe” Mussari y Eduardo Figueroa por
haber sido entusiastas impulsores del Ateneo de la Sociedad Rural Salteña.

Ignacio García del Río

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *