Entrevista al director de la EEA INTA Salta

Entrevista al director de la EEA INTA Salta

 

Nuevas estrategias para nuevos tiempos

Bruno Baldi, desde julio de 2017 se desempeña como Director de la EEA INTA Salta después de haber ganado el concurso pertinente. En una entrevista para Salta Productiva este ingeniero que trabajó para el INTA como extensionista en Tartagal, conoce las realidades productivas de Salta, y hoy como director se propuso un ordenamiento estratégico de los equipos para trabajar en proyectos productivos con impacto, que tengan en cuenta las realidades sociales y territoriales.

¿Qué desafíos encontraste?

El gran desafío es no dispersarnos, procurando tener una mirada e intervención estratégica, que responda a las problemáticas sentidas. La Estación Experimental Salta cuenta con más de 200 agentes, entre los cuales al menos 60 tienen formación de postgrado; maestrías, doctorado y post doctorados que son capaces dar respuestas a diferentes problemáticas.

Trabajamos en una institución pública que acompaña a los actores del sector agropecuario, tenemos en cuenta la diversidad y problemáticas sociales en su conjunto, abordando nuestras acciones en un marco de sostenibilidad ambiental y equidad social. El INTA es una institución abierta a todos los públicos, a todas las categorías de productores y actores del sector rural. Internamente apuntamos a sostener equipos para abordar nuestros objetivos de manera eficiente, fortaleciendo nuestras relaciones con las entidades del sector rural, gobiernos locales y provinciales e instituciones con quienes podamos establecer objetivos comunes.

Tenemos que fortalecer alianzas con algunos sectores, por ello nos ocupa hoy la búsqueda de estrategias para brindar mayor apoyo a producciones como la ganadera, cultivos extensivos e intensivos. Estamos en diálogo permanentemente con entidades rurales como grupos CREA, Sociedad Rural, Prograno, entre otras en la búsqueda de fortalecer acciones conjuntas. Acompañamos también la articulación de políticas y programas para la Agricultura Familiar. Salta y Jujuy son provincias que tienen productores agropecuarios empresariales y a la vez un número importantes de Agricultores Familiares. Nuestro desafío es compatibilizar nuestras acciones y dar respuesta con impacto a todos.

¿Qué acciones hay con los productores extensivos?

Se abordan diferentes acciones en lo que respecta a manejo de cultivos, aspectos sanitarios, genéticos, producción ganadera, agregado de valor etc. Estamos en constante diálogo con entidades rurales para fortalecer articulaciones y generación de acciones en conjunto. Como ejemplo estamos trabajando en capacitaciones, experimentaciones, participaremos en el Congreso CREA que en noviembre próximo se realizará en Salta o en la tradicional muestra de la SRS. Desde estos espacios procuramos brindar nuestro aporte.

¿De su experiencia en la zona norte de Salta, cómo ve la situación de la ganadería?

Si bien la coyuntura impacta en la actividad, la ganadería tiene un buen presente, es de destacar que dentro las producciones agropecuarias es la que ofrece una posibilidad de crecimiento tanto en el corto como mediano y largo plazo, se presenta como uno de los nortes productivos de la región. Como institución sabemos de esta realidad y por tanto también proponemos focalizar nuestras estrategias.

Existen en el sector diferentes situaciones con problemáticas particulares; por un lado y principalmente en la región chaqueña ganaderos de subsistencia, que realizan la actividad a monte con bajos índices productivos, y una importante brecha tecnológica con sistemas ganaderos empresariales. Desde INTA proponemos acciones para estos sectores con tecnologías apropiadas para un manejo más eficiente de los rodeos. Es necesaria la articulación público – privado, la gestión de políticas públicas y financiamiento para dinamizar a estos actores. Las propuestas para sectores empresariales son más tecnológicas. Un tema de relevancia es la producción en bosques nativos. Para ello desde la institución estamos trabajando con propuestas, como lo es el Manejo de Bosque con Ganadería Integrada (MBGI), que busca adecuar la producción y el cuidado medioambiental del Chaco Salteño.

¿Cómo es la propuesta de INTA del MBGI?

 Es una propuesta de manejo silvo – pastoril  que busca la compatibilidad entre conservación de bosques nativos y producción ganadera, es una propuesta de bajo impacto ambiental que equilibra la capacidad productiva del sistema con su conservación. Consideramos que hay prácticas de producción que degradan el medio ambiente y desde la institución proponemos alternativas tecnológicas que tiendan a disminuirla. En la institución tenemos muchos años de experimentación en MBGI, principalmente en Santiago del Estero. En Salta buscamos validarlas a partir de pruebas piloto y ya hay experiencias que se están desarrollando.

¿Pareciera que siempre se genera un conflicto entre el derecho a la producción versus el derecho a proteger el medio ambiente?

Desde INTA traccionamos, con nuestras capacidades en la generación de tecnologías y vínculos estratégicos para que aumente la producción agropecuaria cuidando la calidad de vida. Estamos de acuerdo que Salta debe ser más productiva pero sin descuidad nuestro medio. El conflicto siempre va a existir, tenemos que generar propuestas que logren compatibilizar los derechos de todos.

Luis Carrancio, un profesional del INTA que trabaja en Oliveros, Santa Fe, acaba de dar una charla a los productores de Salta sobre el uso responsable de agroquímicos en zonas periurbanas. El INTA puso en marcha propuesta par municipios de esa provincia en los que se demuestra que el uso de fitosanitarios puede ser amigables con el ambiente y con la sociedad. En sus experiencias comenta que es posible producir sin aumentar costos y en consenso con los pobladores, lo que permitió la convivencia entre calidad de vida y producción.

Crecen las áreas urbanas y con ello problemas sociales y ambientales con áreas productivas. Estamos en un momento de cambio, de conciencia social y de elevado consumo. La gente convive entre dos modelos; una avidez de productos de consumo pero con conciencia ambiental y con requerimientos de productos inocuos para la salud.

¿Qué potencial tiene nuestra provincia en Agricultura?

Salta es una provincia con gran potencial, sin embargo los costos de transporte, la importación de productos, el agregado de valor y la comercialización son problemáticas que tenemos que abordarlas.  El objetivo que perseguimos es dar soporte tecnológico para lograr mayores producciones y agregar valor. También nos importa que los Agricultores Familiares puedan poner su producción en góndola, como institución brindamos herramientas para el desarrollo con todos.

Tenemos que trabajar propuestas para agregar valor a lo regional, por dar un ejemplo la diferenciación de pimentón. Sabemos de la importancia de esta producción regional y sus inconvenientes en lo productivo, calidad de producto y comercialización. Proponemos en este caso estrategias que contribuyen a mejorar un producto final con una calidad diferencial. Esta propuesta la estamos desarrollando con otros actores y la menciono como ejemplo que podemos abordar las principales problemáticas productivas, articulando con todos los actores.  

¿Qué realidades temáticas de Salta y Jujuy sobresalen en los proyectos según las necesidades territoriales?

La EEA Salta tiene incumbencia en ambas provincias. Nuestra intervención se realiza a partir de tres proyectos regionales; Valles Áridos (Valles Calchaquíes), Valles Templados (Siancas, Los Pericos y Lerma),  y Chaco Sur que abarca a la zona sureste de la provincia. Desde esos proyectos buscamos articular nuestras capacidades (de investigación y extensión), y la interacción para dar respuestas a las problemáticas territoriales.

La Estación Experimental cuenta con equipos que trabajan investigando diferentes temáticas de importancia territorial, a la vez tenemos 13 unidades de extensión, en diferentes localidades de las dos provincias desde donde tomamos contacto con todos los actores de los territorios. Las principales áreas de investigación se relacionan a la producción de legumbres, cultivos extensivos, ganadería, hortalizas, aromáticas, flores, frutales etc. También se trabaja en temáticas trasversales como protección vegetal, uso del agua y suelo, generación de información para la toma de decisiones.

 ¿Hay trabajo en conjunto con privados?

Se realizan una gran cantidad de trabajo conjunto con el sector privado a partir de proyectos, acuerdos y convenios. Nuestra institución cuenta con un Consejo Regional, que es nuestro órgano decisor de políticas de intervención institucional. Este consejo está integrado por instituciones educativas, rurales, gubernamentales de las provincias de Salta y Jujuy y es nuestro principal espacio para la discusión y decisión de acciones con los sectores privados y públicos.

¿Qué piden al INTA las entidades del campo?

Las entidades piden que INTA tenga una presencia activa en los territorios, que podamos acompañar desde la excelencia técnica  los procesos de desarrollo. Es de destacar que nos ven como socios estratégicos y como socios nos demandan un mayor compromiso e investigación enfocada a la problemática real de cada sector para los tiempos que corren.  Nos piden que hagamos eje en la ganadería, en la producción de semillas de calidad (poroto), nos solicitan acciones en otros el manejo cultivos, control de malezas, información para la toma de decisiones etc. Estos pedidos son escuchados y buscamos orientar nuestras acciones para dar respuestas de calidad. Para esto estamos trabajando en planes de mediano plazo donde queremos orientar y priorizar nuestras acciones, se está gestionando la formación de profesionales a nivel de doctorado cuya prioridad es dar respuesta a muchas de estas problemáticas que expresan como prioritarias las entidades rurales.

¿Qué buscan mejorar del poroto?

Salta es la provincia con mayor producción porotera del país, y es un sector de enorme relevancia y para la Estación Experimental es una de las líneas estratégicas y prioritarias. Se trabaja en aspectos de producción primaria y sanidad. También trabajamos en el mejoramiento genético, generar nuevos materiales que se adapten a diferentes condiciones hídricas, tolerancia a enfermedades etc. Otro tema que estamos abordando es la calidad de semillas pues se perdió pureza varietal y estamos trabajando para recuperar variedades existentes, es una de las demandas que mas nos llegan desde el sector. También hay líneas de trabajo relacionadas al valor agregado de legumbres y la inserción en nuestra dieta.

¿Y qué avances hay con el tabaco desde el INTA?

Desde la Estación Experimental tenemos muchos puntos de interacción con el sector tabacalero. Estamos trabajando con innovaciones tecnológicas como el cuidado de los suelos, el uso de plásticos, el manejo nutricional y sanitario, el uso del agua para riego. Estamos implementando ensayos de riego por goteo en la experimental y en campos de productores del Valle de Lerma. También estamos trabajando con un proyecto de producción de puros. Junto a la Cámara de Tabaco, universidad y municipios pudimos identificar los mejores materiales y se capacitaron a personas para su elaboración en diferentes localidades del Valle de Lerma, estamos en la etapa de evaluar su comercialización.

¿Y los recursos permiten esta mirada estratégica?

Si bien es cierto que es un momento de escasos recursos en la institución, también es cierto que la única manera de lograr resultados es uniendo fuerzas. Tenemos generar proyectos innovadores y potenciarnos desde la articulación público – público y público – privada. Independientemente de los recursos disponibles, el éxito de cualquier propuesta vendrá de esas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *