REFORMA TRIBUTARIA NACIONAL -¿CÓMO IMPACTA AL PRODUCTOR?

REFORMA TRIBUTARIA NACIONAL -¿CÓMO IMPACTA AL PRODUCTOR?

Por Cr. José Fernando Hidalgo de Contadores&Asociados

Creo oportuno comentar las consecuencias impositivas de las últimas llamadas “reformas tributarias” nacionales*, aprobadas por la Ley 27.430 en diciembre pasado. Teniendo en cuenta a la fecha de redacción de esta nota, la ausencia de las respectivas reglamentaciones y resoluciones de la AFIP.
Focalizaré este análisis solo respecto a las principales medidas que gravitan sobre el sector agropecuario.

IMPUESTO A LAS GANANCIAS

a) Para los contribuyentes “sociedades”.

  •  Nuevas tasas. Se fijaron para este impuesto las siguientes nuevas tasas:

Inicio de ejercicio
comercial Tasa
Sociedad Tasa
Divid./Uti (*)
Hasta 31-12-2017 35% 0%
A partir 01-01-2018 30% 7%
A partir 01-01-2020 25% 13%
(*) Tasa a aplicar sobre el Resultado Final de la Sociedad*, después del Impuesto a las Ganancias.

NEUTRO: con esta reducción para las sociedades, pero ante las nuevas tasas por la distribución de utilidades*, en definitiva, el gasto fiscal no cambiará, porque la mayoría de estas sociedades del Sector* son familiares del tipo cerradas, que por supuesto, en cada año intentan distribuir ganancias para sus propietarios.

b) Para los contribuyentes “unipersonales- personas físicas- y sucesiones indivisas”

  •  Venta de Inmuebles: Se gravará con la tasa del 15% el resultado de la venta de inmuebles*, que hayan sido adquiridos y vendidos a partir del 01/01/2018; en reemplazo del 1,5% sobre del valor de transferencia (ITI).
    Los inmuebles que fueron adquiridos antes del 31/12/2017 continúan pagando con la alícuota anterior del 1,5% sobre el valor de venta.

NEGATIVO: este impuesto especial aumentará el gasto fiscal para estos contribuyentes. Pero, poco afectará al sector*, porque las ventas de inmuebles son operaciones muy aisladas y poco frecuentes.

  •  Rentas Financieras. Quedan gravados los rendimientos por las colocaciones de depósitos bancarios, e inversiones en el Mercado de Capitales*, con la tasa del 5% para colocaciones sin cláusula de ajuste*, y del 15% para colocaciones financieras con cláusula de ajuste o efectuadas en moneda extranjera.

NEGATIVO: el nuevo impuesto en cabeza de estos contribuyentes* equiparará la carga fiscal sobre “rentas financieras” en relación con las sociedades.
Afectará a aquellos productores que acostumbran realizar estas inversiones financieras a título personal.

c) Para “todos los sujetos” del Impuesto a las Ganancias.

  • Actualización por inflación.

Sólo se permitirá actualizar por inflación con el Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM)*, los costos por las adquisiciones de bienes o inversiones (activo fijo) efectuadas a partir del 01/01/2018.

POSITIVO: Esto permitirá tomar mayores gastos por Amortizaciones de los bienes de uso, de estas nuevas adquisiciones.

IMPUESTO AL VALOR AGREGADO

  •  Alícuota Reducida

Se reduce la alícuota del 21% al 10,5% para las ventas de animales vivos de las especies aviar, porcino y cunícula.
Con esta equiparación de alícuotas y la incorporación al Registro de Operadores de la Carne y regímenes de retención y pagos a cuenta, la producción de hacienda porcina, se pondrá en similar condición tributaria que la producción de hacienda vacuna.

NEUTRO: las producciones porcinas, avícolas y cunículas, percibirán en sus ventas un 10,5% menos; pero no les perjudicaría económicamente, ni tampoco debería generarle acumulación de saldos a favor de IVA, ya que sus principales insumos están gravados con la alícuota del 10,5% .

  •  Devolución de Saldos a Favor (IVA Técnico)

Se establece la devolución de los Créditos Fiscales de IVA originados en compra, construcción*, fabricación o importación de bienes de uso (excepto automóviles), que hayan sido adquiridos a partir del 01/01/2018. También comprende para los bienes adquiridos bajo la modalidad de leasing, que la Ley Pyme no los incluye.

POSITIVO: El “productor PYME” ahora podrá, elegir a cuál de los dos régimenes de “recupero de IVA” le convendrá acogerse, ya sea en este nuevo régimen o al ya existente de la Ley Pyme (que se explicó en la reviste Nro. 63).

  •  Cómputo para Crédito Fiscal IVA de las Contribuciones Patronales.

Gradualmente se irá reduciendo el importe a computar para el Crédito Fiscal del IVA que surge del pago de las Contribuciones Patronales (Decreto 814), hasta su efectiva desaparición a partir del 01/01/2022.

NEUTRO: esto no perjudicaría en forma directa al sector agropecuario*, ya que la gran mayoría de los productores agropecuarios (con exclusiva actividad)*, no vienen computando estos créditos*, evitando continuar acumular más saldos a favor IVA (técnico) irrecuperables.

CONTRIBUCIONES PATRONALES

Se establece unificar para todo el país la alícuota de Contribuciones Patronales, hasta llegar todas las jurisdicciones al 19.5%. Por ejemplo*, Salta pasará gradualmente de la alícuota del 17% al 19.5%*, pero al mismo tiempo se reducirá en forma gradual la base imponible con un cierto monto por empleado.

POSITIVO: Respecto a los contribuyentes salteños, les significará una pequeña reducción de su costo laboral.

REVALÚO IMPOSITIVO Y CONTABLE

Se establece en carácter optativo la posibilidad de efectuar la revaluación Contable e Impositiva sobre ciertos bienes de uso (activos fijos).
Si se realiza la revaluación*, se debe abonar un impuesto especial cuya tasa variará entre el 8% y el 15%*, según del bien del que se trate, calculado sobre el incremento de valor.
La condición es que si se revalúa un bien, se deben revaluar el resto de los bienes que pertenecen a la misma categoría o tipo de bien revaluado. Es decir, si se revalúa un campo se deben revaluar el resto de los campos.
Al hacerse el revalúo contable, implicará también un aumento en el Impuesto a los Bienes Personales Sustitutos (que tributan las sociedades), por incrementarse la base imponible que surge de Balance Contable.
Será conveniente que el productor, antes de ejercer esta opción, realice un análisis prospectivo de la relación “costo/beneficio”.
Para ello, tendrá que comparar el costo actual de este “impuesto especial”, con el ahorro futuro en el Impuesto a las Ganancias, a través de mayores amortizaciones*, que además se irán actualizando anualmente con el IPIM y, con el mayor costo computable de los bienes revaluados ante la proyección de venta de estos bienes.

POSITIVO: Esta opción de revaluación, será muy conveniente para aquellas empresas agropecuarias que tienen una pronta intención de venta de algún/os bien/es de uso, que actualmente tienen una significativa subvaluación impositiva.

IMPUESTO A LOS COMBUSTIBLES

Se reduce del actual 100% al 45%, el “Pago a Cuenta” que se puede computar para el Impuesto a las Ganancias, del impuesto a los combustibles (ITC).

NEGATIVO: al productor se le reducirá más de la mitad este actual beneficio impositivo, de poder computar ese pago a cuenta para el impuesto a las Ganancias.

CONCLUSIÓN:

Ante esta batería de “medidas tributarias”, será muy importante que el productor efectúe una proyección impositiva, para estimar sus efectos cuantitativos*, y analizar la conveniencia de algunas nuevas opciones.
En cuanto al Sector, estas medidas tienden principalmente a incentivar a aquellos productores que
puedan realizar inversiones productivas y a reinvertir en sus propias empresas.
La promesa de la “desburocratización” (eliminación de registros y trámites) para el 2018, no nos debe relajar ante los reclamos de la carga fiscal.
Y para el mediano y largo plazo, necesitamos de una verdadera “reforma tributaria agropecuaria”, que derive de una Política Agropecuaria Nacional Estratégica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *