Entrevista a la ministra Paula Bibini.Su panorama de la producción salteña

Entrevista a la ministra Paula Bibini.Su panorama de la producción salteña

Paula Bibini, ministra de tres carteras: Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable, fue entrevistada por Salta Productiva el 2 de abril. Habló sobre el conflicto que se generó por la suspensión de los desmontes que estaban aprobados por la Provincia. Resaltó el tema de la ganadería, los créditos y el financiamiento, y habló de la producción salteña y su industria. También expresó su conocimiento y comprensión del sector por su trabajo previo en el sector agroindustrial y financiero. Además, nos comentó del énfasis que pone en la comunicación de su trabajo a través de las plataformas sociales y los medios.

Es una ministra que utiliza mucho las redes sociales y la comunicación, más que otros ministros ¿por qué?
Creo que la comunicación tiene un valor importante. El departamento de comunicación del ministerio tiene un rol fundamental, ya que desde allí se comunica a todos los salteños el trabajo que hacemos. Las redes sociales nos permiten tener más cercanía con la gente, sociabilizar, generar empatía. Conocer realidades de primera mano, problemáticas y progresos, y así poder ayudar desde mi lugar.

Usted proviene del sector agroindustrial. ¿Considera importante que haya un ministro con experiencia privada?
Venir del sector es un plus, y creo que es por esta razón que el gobernador Juan Manuel Urtubey me convocó. Me permite tener esa mirada global de la realidad productiva desde adentro, y ahora en este puesto es posible generar propuestas que sean enriquecedoras para el sector. He aprendido mucho en este lugar.

¿Cree que es posible que Salta, que está poco industrializada pueda desarrollarse? ¿Usted planea dar más oportunidades para ello?
Para la producción primaria, el agregado de valor es fundamental y el camino del desarrollo. Personalmente creo que la oportunidad es evolutiva. El salteño, un emprendedor nato, encuentra la oportunidad para darle un valor agregado en origen, pero nuestra dificultad tiene que ver con la falta de financiamiento.

Desde la secretaria Industria, Comercio y Financiamiento tenemos programas de promoción industrial para la producción primaria. Estamos en una etapa de transición en empresas puntuales del sector agro-ganadero que siguen un proceso de expansión. Otras que se intalaron en el parque industrial utilizan la materia prima, como “Semix” que fracciona productos secos, o “Tecnooil”, una planta de procesamiento de legumbres. “Avícola Sofía” es un ejemplo desde la producción del animal en pie en las granjas hasta el producto en la góndola no solo el pollo, sino también embutidos. Alimar, Molino Cañuelas y Ramón Tuma, entre otros, son empresas que hemos acompañado en su crecimiento.

Se continúan desarrollando canales de mercado de productos de vanguardia como la vitivinicultura. Hemos apoyado fuertemente al sector que está muy bien catalogado a nivel mundial. Un claro ejemplo de ello es el caso de “Cooviagro”.

¿Qué destacaría de la producción salteña?
Ahora hay una cuenca lechera importante en la provincia. Los productores han incorporado innovación que permite mejorar los rindes. Además de producir con calidad leche, yogures y dulce de leche que compiten a nivel nacional. El productor salteño valora la calidad y es un punto de distinción. Tiene esa visión. En todas las latitudes de la provincia hay productos de excelente nivel como los dulces de frutas regionales, la miel de uva, los quesos de cabra. Justamente sobre este último tema hay un proyecto que se está mejorando con la Cooperativa Agropecuaria y Forestal “Sol de Amblayo”, un trabajo en conjunto de nuestro ministerio con otros organismos.

Con respecto a las especias, se está trabajando conjuntamente con INTA, INTI Y Agricultura Familiar en diferentes zonas de la Provincia para lograr mejores resultados para esa producción que es muy importante para las economías regionales.

¿Cómo ve el mercado de carnes?
El sistema de pasturas viene mejorando. Aumentó un 207% la superficie de pasturas implantadas desde hace diez años. Hoy son 1.179.400 hectáreas. Muchos han incorporado recría para un ciclo completo. Y gran cantidad de productores se dedican al engorde. Esos eslabones de la cadena productiva se traducen en números de cabezas y según los números oficiales está en constante crecimiento.

¿Y qué leyes provinciales tienen en cuenta la producción agrícola-ganadera?
Puntualmente estamos trabajando en la ley ovina y caprina, y la ley de carnes que tiene que ver con el tratamiento del producto faenado.
Con los mataderos consideré necesario desde mi gestión mejorar los controles para evitar la competencia desleal. Con este fin se firmó un convenio con Senasa y Afip.

Quiero destacar que cada establecimiento tiene su ámbito de jurisdicción. Pueden convivir los mataderos y los frigoríficos provinciales junto con los de tránsito federal en tanto y en cuanto trabaje una autoridad de aplicación que ejerza el poder de control.
En estos meses exigimos la regularización de la situación de los mataderos para que puedan ajustarse a los requerimientos sanitarios. Muchos ya lo hicieron con respecto a obras civiles, refacciones y remodelaciones. Otros tenían que cumplir con los requisitos de higiene y personal en blanco. Se está en este proceso permanentemente.

En la irregularidad se da la faena clandestina. Lo más importante es cuidar la salud pública de la población. Uno tiene que cooperar para que las faenas, que se harán por una cuestión de logística en el municipio, se hagan en las condiciones higiénico-sanitarias correctas.

¿Ven a la ganadería como un eje de desarrollo?
Desde 2008 se cerraron las exportaciones, fue en ese año que se generó el problema del descenso de producción vacuna en el país. En Salta hasta 2017, aumentó el ganado bovino 43% 1.1262.808. También los cerdos un 66% y los ovinos un 28%. En litros de leche se aumentó la producción un 100%. Ahora se producen 150 mil litros en los 85 tambos que crecieron un 183%.
Uno de los motivos de este crecimiento fue la asistencia a 12 mil pequeños productores solo en 2017. Se destinaron fondos de asistencia por $ 21.500.000 en 2017. Por la ley ovina y caprina nacional se aprobaron más de 1299 proyectos, desde 2009 a 2017.

En Agricultura bajaron los números de la soja desde 2007. Unas cien mil hectáreas. ¿Es negativo?
Hubo un crecimiento en otros cultivos porque por coyunturas como las retenciones o las condiciones climáticas adversas, permitió que los productores se inclinen por garbanzo, sorgo maní, maíz, algodón y poroto. La superficie total de cultivos extensivos aumentó un 20%. En 2007 era de 1106.500 y en 2017, 1.326.750 de hectáreas.

¿Qué va a hacer la Provincia con el tema del Manejo de Bosque con Ganadería Integrada?
En el marco del Convenio de MBGI se elevó al Comité Nacional la propuesta elaborada por el Comité Provincial, todavía no hemos recibido la devolución de la misma. Asimismo, en la provincia se vienen desarrollando proyectos bajo la modalidad silvopastoril, la idea es ir readecuando estos proyectos hacia la modalidad MBGI, en los casos que corresponda. Consideramos de vital importancia que se incorporen estos tipos de modelos productivos integrados en tierras que están siendo degradadas por el mal manejo o que se encuentran improductivas. Estamos abiertos a diferentes propuestas en el marco de la normativa vigente. Mi política es del diálogo y lograr consensos y soluciones constructivas para lograr el equilibrio ambiental, social y productivo.

Con respecto a la suspensión de los desmontes ¿cuál es la postura del Gobierno?
Se está trabajando para dar una solución al tema. La discusión de fondo no tiene que ver con el tema particular de esta suspensión sino con la normativa provincial que se cuestionó desde Nación. En virtud de la que se habían autorizado los 32 Planes de Ordenamiento Predial, y que obligó a suspender la ejecución de los mismos.

Entendemos que el plexo normativo provincial no contraviene la ley de presupuestos mínimos. Es más, si lo comparamos con otras provincias todas tienen una implementación similar. Lo que nos llama la atención es el plazo que se tomaron para recién cuestionarla teniendo en cuenta que ya tiene casi diez años.
Somos garantes de nuestros recursos, por lo establecido en la Constitución. Entendemos que estamos de acuerdo a la normativa Ambiental, disponemos de cuál es el uso de nuestros recursos. La cuestión está en abordar el problema y no esquivarlo. Por eso es estamos trabajando entre Provincia y Nación como paso previo para la solución de este tema, y en caso de que no encontremos el consenso se deberá recurrir a otras vías conforme se estableció en los considerandos de la resolución provincial.

Se va a analizar el Ordenamiento Territorial con el Consejo Asesor esta semana. ¿Por qué ahora?
Es un desafío. La normativa establece que el soporte cartográfico de la Ley de Ordenamiento de Bosques Nativos debe revisarse cada cinco años, para lo que se han realizado desde el gobierno de la Provincia diversas reuniones para trabajar el tema. La convocatoria tiene como fin culminar con ese proceso, que se verá reflejado con aprobación del mismo, sin perjuicio de que continuemos con la revisión e incorporación de información, la que es permanente y que no se termina. Lo que debemos destacar de esta convocatoria del Consejo Asesor es la gran participación, lo que da la suma todas las miradas.

¿Y qué pretende que salga de la reunión?
Una agenda de trabajo. Nosotros, como gobierno, somos uno más de los actores necesarios. Hay instituciones educativas, científicas, fundaciones, organizaciones de productores y ambientales. Todos deben participar, ya que desde el Ministerio se pretende un debate más integral, con las distintas voces de los organismos y organizaciones que participan. Hemos llegado a un punto en el que si queremos avanzar hay que llegar a un consenso. Si bien es difícil por las diferentes posturas sectoriales, si no existe el diálogo, va a ser imposible. Hay gente que se opone por la oposición misma, y ese no es el camino. Este es el aprendizaje de la gestión pública. Creo que hoy desde mi lugar puedo convocar y provocar una diferencia porque de este lado hay un funcionario que entiende.

¿Y qué cambió de su mirada privada a su mirada pública?
El Estado es como una empresa grande pero el impacto de las acciones es hacia toda una comunidad, por lo que hay que pensar mucho cada paso. No es que haga caso omiso a reclamos individuales, pero sí pienso en un todo. Así abordo estas cuestiones que tienen que ver con decisiones que tienen impacto.

¿Qué obras de infraestructura beneficiarán a la agroindustria?
Fueron adjudicados en el año 2017 dos proyectos de parques solares, en Cafayate por 80 MW y en San Antonio de los Cobres por 100 MV.

Durante el 2017 se avanzó en un 87% en la de la obra del Río Toro- Banco de Desarrollo para América Latina con obras de riego y aluvionales. El Proyecto de Reconversión Productiva del Área Tabacalera del Río Toro es la obra de riego presurizado más importante en América Latina. Un proyecto creado para contribuir al desarrollo sustentable del área y mejorar la calidad de vida a través de un mejor aprovechamiento del agua de riego y el incentivo a la reconversión productiva del tabaco. En la primera etapa se benefician a 5.568 hectáreas y 183 productores.

¿Pero no hay peligro de que semejante obra con tantos loteos pierda su valor productivo?
No. Hay muchísimos productores pequeños en el Valle y todos quieren trabajar su tierra. Los tabacaleros, los que siembran hortalizas. Es impensado que el productor que vive de su tierra no piense en producir. Es la idiosincrasia del trabajo, es lo que conoce y sabe hacer.

El Plan Belgrano es un tema que los productores no ven resultados a la vista. ¿Ustedes los notan?
Hemos estado hace unos días con los responsables del Plan Belgrano y nos han mostrado sus avances, pero muy poco corresponde a Salta. Si bien aún no se ha visto que comiencen con las obras de envergadura prometidas en nuestra provincia, especialmente caminos y el ferrocarril, confiamos en que se realizarán pronto. Los reclamos ya están hechos, ya que hay comunidades aisladas que necesitan con urgencia de esa ruta nacional que las conecte.

¿Qué tipos de créditos o financiamiento tuvo el sector?
En 2017 la Dirección General de Financiamiento y Desarrollo Industrial financió proyectos dentro del Régimen de Promoción Industrial por un total de $ 70.900.000.
El Fondo Provincial de Inversiones financió 82 créditos por un valor de $ 13.710.197.
Se brindó asesoramiento a aproximadamente 150 empresarios y emprendedores sobre líneas de financiamiento del F.P.I., C.F.I. y herramientas del Ministerio de la Producción de la Nación. El gobierno lo acompaña fuertemente para otorgar créditos a pequeños productores. Tal vez tienen menos visibilidad, pero son muy importantes.

¿Cómo podría un grupo de productores financiar una planta de biodiesel?
Tenemos convenios privados con el banco Nación y estamos gestionando con el Bice una bonificación de la tasa para proyectos de gran envergadura. Hay dos proyectos en Metán y en Rosario de la Frontera muy interesantes y que podrían producir bioetanol y burlanda para alimentar el ganado.

¿Y para el ganadero qué financiación hay?
Está la línea de préstamos 700 del banco Nación que con la opción de UVA se otorga un plazo de hasta 15 años. Lo pueden pedir agropecuarios, incluye lechería y recría de ganado, energías renovables, microemprendimientos y otras industrias.

Desde la Provincia estamos lanzando una nueva línea específica para ganadería. Es de Compra-Venta de terneros y reproductores en remates y ferias. Se trata de descuentos de cheques, donde el vendedor cobra de contado y el comprador paga el monto en plazos. En este caso es la provincia la que financia la operación.

¿Qué ve del emprendedor salteño en general?
El joven salteño es más audaz. Formo parte de una generación que se atreve a los desafíos. Lo hice con un emprendimiento privado cuando teníamos el contexto en contra, o al ingresar al mercado financiero aún teniendo poca experiencia en el sector, y en ambos me fue muy bien.

Hoy estamos inmersos en un contexto donde la política nacional marca el rumbo de muchos de los empresarios. La necesidad de lanzarse a un nuevo negocio que tiene que ver con una estabilidad económica y fiscal, y estos últimos meses no han sido fáciles con un trasfondo inflacionario que no acompaña la decisión de invertir. Es un proceso de reacomodamiento. Todas las provincias han firmado el pacto fiscal y hay que adecuarse a esas exigencias.

¿Cómo se imagina dentro de dos años cuando acabe su gestión?
Me imagino viviendo en una Salta más integrada, con mayor inclusión en todos los ámbitos. Con más empresas que incorporen a la gente de las comunidades donde trabajan, industrias salteñas que eligen proveedores locales y generan productos para consumo de los salteños, además de poder exportarlos. Somos muchos los salteños que queremos ver crecer a la provincia. Y cada uno desde su lugar debe trabajar para eso, tomando pequeñas o grandes decisiones cada día. Siempre con creatividad, tanto para poder sortear obstáculos como para aprovechar las oportunidades que surjan.

Estoy en este lugar porque quiero mejorar mi provincia, que la gente viva mejor. Suena muy simple, pero es realmente lo que espero, que los cambios positivos que pueda realizar impacten en cada uno de los salteños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *