Discurso del presidente de la SRS, LUCAS ELIZALDE, en la Exporural 2017

Discurso del presidente de la SRS, LUCAS ELIZALDE, en la Exporural 2017

 

Señoras y señores muy buenas tardes! Destacó y agradezco la presencia del señor gobernador que de manera consecutiva nos acompaña en esta exposición, en las buenas y en las malas.
A las autoridades de los tres poderes de la Provincia, al señor presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Camaras Empresarias, representantes de Sociedades Rurales de la región, la presencia del INTA, el SENASA, RENATRE, Secretaria de Agricultura Familiar de la Nación, de la Escuela Agrícola, la Escuela Rural de Guachipas, la Policía Rural y el Servicio Penitenciario, al Regimiento 5to de Caballería y a los expositores ganaderos y comerciales que están participando hoy demostrando una vez más su confianza en nosotros.

A las Asociaciones de criadores, la Asociación Brangus, la Braford, la Asociación de criadores de caballos peruanos y muy especialmente a la asociación de criadores de caballos criollos, a quienes envío mis condolencias y pido una oración por la familia Guevara.

Estamos viviendo nuevamente tiempos electorales, en esta oportunidad elecciones legislativas. En el congreso, es donde a partir de la deliberación debiesen construirse los consensos que tengan en cuenta el bien común de todos los habitantes.
En tiempos de pobreza alta y trabajo endeble, absolutamente nadie y mucho menos quienes tienen responsabilidades públicas pueden cuestionar cualquier actividad productiva, licita y generadora de trabajo. Este debe ser el primer consenso básico de la Argentina!

Vale recordar esto cuando a muchos se escucha hablar de pobreza, falta de trabajo o trabajo precario, del cuidado de las pymes porque son el motor del país, de bajar impuestos, etc…..
Créanme que intento ser constructivo, que mi intención no es revolver el pasado, pero es necesario para reflexionar sobre lo que esta pasando.

Sin trabajo no hay salida al flagelo de la pobreza, y para que haya trabajo hay que invertir, y para invertir tiene que haber rentabilidad, las empresas deben tener reglas claras!

Para citar un ejemplo, hace algunos días legisladores nacionales quisieron dar lugar a una resolución de las Organización Mundial de la Salud de restringir la producción tabacalera, sin importarles el impacto social que esto representa para nuestra provincial y otras más.

La dirigencia política entera habla de la importancia del cuidado de las empresas y en especial de las pymes como fuentes genuinas de generación de empleo y de la necesidad de bajar su presión fiscal. En el año 2002 la carga fiscal rondaba el 20% del PBI, actualmente se encuentra cercana al 40%.
Las empresas dedicadas a la agricultura extensiva, según la Fundación de Estudios Agropecuarios, soportan una presión fiscal del 66%, acá en Salta estos números son aún peores por los costos logísticos.
Lo que están viviendo hoy las empresas son el resultado de las decisiones que se tomaron en los últimos años.

En nombre de la “mesa de los argentinos” se subieron impuestos y se cerraron exportaciones de trigo, maíz, leche y carne, entre otras cosas.
Como resultado, en los últimos años cerraron 130 Industrias Frigoríficas destruyéndose 16500 puestos de trabajo, también vimos cerrar más de 4900 tambos. Paradójicamente hoy la carne y la leche son productos de lujo en la Argentina.
Muchos de los que hoy se presentan como candidatos defendieron el impuesto más retrogrado y distorsivo aplicado a cualquier actividad productiva como lo son los Derechas de Exportación o las famosas retenciones aduciendo que los productores tenían rentas extraordinarias. Tiempo después los agricultores de Salta se encontraron ante una situación de quebranto.

El agregado de valor o transformación en origen es un tema recurrente en los diferentes ámbitos de decisión, nuestra postura es muy clara al respecto: no hay nada mejor para un productor agropecuario que tener la industria en la tranquera de su campo, y si hay más de una para que compitan mucho mejor.
Necesitamos industrializar la producción primaria, de eso no hay duda, ese es el camino para el desarrollo. Estamos dispuestos e interesados en discutir que se debe hacer para logra esto de una vez.
La lección que debemos aprender es que hay que defender las actividades productivas y que la mejor manera de bajar los precios es produciendo mucho y con alta eficiencia!

Estos últimos años fuimos testigos de cómo la humanidad incorporaba a sus valores el cuidado del ambiente, sumándolo a la verdad, el bien y las buenas virtudes. Los valores son producto de cambios y transformaciones de la historia y sirven para orientar nuestro comportamiento.
Las futuras generaciones, nos demandaran un mundo donde puedan trabajar dignamente, un mundo desarrollado y ambiental-mente sano. El cuidado del ambiente no es un valor de unos pocos.
Hace 10 años el congreso nacional aprobó la ley de bosques, cuya finalidad es la protección de los bosques, frenar la desforestacion y así volver mas sustentable a las provincias.
Hoy la desforestacion se frenó pero los bosques chaqueños siguen degradándose como consecuencia de la actividad ganadera bajo monte, carente de un manejo racional de los recursos. Mientras tanto se sigue postergando la generación de actividad económica en regiones como el departamento Rivadavia, uno de los lugares mas pobres y olvidados de la Argentina.
El desafió que tenemos todos es ordenar esa producción para poder conservar y producir como se debe hacerlo!
El sector productivo de la provincia, pequeños, medianos y grandes productores, es proactivo haciendo propuestas para el desarrollo ganadero. Estamos convencidos que la actividad agropecuaria es parte de la solución a esta postergación histórica que sufre el chaco Salteño.
No hay que tenerle miedo al avance de la frontera agropecuaria, más bien hay que arbitrar los medios para sea ordenado.
Tenemos una oportunidad muy grande, podemos duplicar la productividad de nuestros rodeos y triplicar el stock ganadero, todo bajo la premisa de ordenar, conservar y producir.

Tenemos la obligación moral de volver a posicionar a Salta como el centro regional que alguna vez fue. La diversidad de nuestros climas, la abundancia de recursos como tierra y agua, sumado a la capacidad de nuestra gente nos hacen creer en un futuro mejor.

Quiero agradecer a los funcionarios del ministerio de ambiente y producción de la provincia, que atendieron cada llamado, cada pedido y escucharon activamente nuestras propuestas y opiniones.
Seguimos a disposición para aportar nuestra experiencia, sepan que nos desvela ver una Salta productiva en toda su extensión.

A nuestros socios, productores, profesionales y trabajadores del campo, gracias por acompañarnos, esta es su casa. En nombre de la comisión directiva les deseamos una excelente campaña 2017-2018, que Dios y el clima nos acompañe y que el año que viene volvamos a encontrarnos con el orgullo de haber servido a la patria cultivando nuestra querida tierra.

muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *