GANADERÍA: UN CAMPO MODELO

GANADERÍA: UN CAMPO MODELO

En la pasada jornada de ganadería, el productor Miguel Medina abrió las puertas de su campo y junto a su equipo de profesionales contaron las características de su esquema ganadero a los presentes. Después de la Jornada, Miguel junto a Javier López y Juan Pablo Caro de la Consultora Gauchos, explicaron a Salta Productiva los puntos importantes de su actividad y las repercusiones de la Jornada.
¿Cómo resultó la jornada en tu campo y qué crees que fue lo que más impactó al público?
Miguel Medina: La jornada fue un éxito nos sorprendió la concurrencia de gente de todo el norte. Y lo que más le impactó a la gente fue ver una empresa joven en ganadería que ya está integrada en todos sus ciclos Y esto se logró en un tiempo bastante corto.
Javier López: Como organizadores, Consultora Gauchos junto a Belisario Saravia, nos sentimos muy agradecidos a Miguel que nos dio la posibilidad de mostrar un poco lo que hacemos y también agradecidos a los que fueron porque nos dedicaron un día de su tiempo.
Juan Pablo Caro: Esperamos haber cumplido con sus expectativas. La jornada la pensamos para que los productores conozcan y se animen producir en campos agrícolas marginales pero que tienen un gran potencial ganadero. Creo que es la tendencia para los campos del noa y específicamente en Salta.
Desde 2013 hubo un cambio radical en este campo que era agrícola de rendimiento medio y pasó a ganadero de alto nivel ¿Cómo fue la experiencia? ¿Es una recomendación para otros campos del Noa con el auge de la ganadería?
Medina: Nuestro principal objetivo fue medir el negocio en todo su ciclo. Hoy lo tenemos logrado y es nuestra mayor fortaleza para la toma de decisiones. Más que una recomendación es una necesidad transformar los campos agrícolas con aptitudes bajas, en ganaderos por dos motivos: la diversificación y la sustentabilidad.
En el 2013 el proyecto se pone en marcha con un esquema muy conservador debido a que no teníamos experiencia en el negocio. Fue mutando a medida que fuimos comprendiendo el esquema. Las decisiones las tomaban nuestros asesores pero eran muy moderados. El proyecto se planteó en cuatro etapas. Todas se lograron anticipadamente por eso el proyecto se fue transformando. Se volvió más ambicioso en la carga animal del establecimiento que era 1,5 e.v. (Equivalente Vaca) y lo llevamos a 2,4 e.v. por hectárea de pastura, lo mismo pasó en el engorde a corral, en principio se engordaría solamente los terneros propios y hoy solo ocupan un 20% del feedlot.
¿Cuánto aportó el asesoramiento y la profesionalización y qué destacarían de esas decisiones?
López: La idea nuestra cuando nació el proyecto, como bien dijo Miguel, era más conservadora. Es que en Salta tenemos productores de campo con marcada visión agrícola por tradición pero cuando Miguel comenzó a conocer la actividad ganadera se empezó a apasionar y ésto se plasmó en el proyecto. Lo más importante fue profesionalizar la propuesta desde el inicio. Hoy el equipo de trabajo está integrado por profesionales internos y externos.
Medina: El equipo se maneja con 8 personas diariamente. Tres personas a caballos. Tres personas que manejan el mixer y el laboreo. La doctora María José Zuázquita es nuestra veterinaria y todo es auditado por el ingeniero Carlos Singh día a día. Recibimos el  asesoramiento de la Consultora Gauchos, con Javier López, médico veterinario, especialista en reproducción y genética bovina y Juan Pablo Caro, Ing. Zootecnista que asesora Pasturas y Nutrición, Desarrollos Productivos.
¿Cómo es la estrategia ganadera?
Caro: Planteamos una cadena forrajera donde se consume todo el pasto y cuando se acaba se le brinda suplementación porque el objetivo es tener una eficiencia por kilos de carne. Si trabajamos a la vieja usanza pastoril nos quedamos en baja producción de kilos por hectárea.
López: No solo a nivel campo, sino región y país estamos destinados a ser el supermercado del mundo. El campo tiene un stock ga-nadero 1.575 vacas madres, 415 vaquillonas recriándose. De ellas 225 son grandes y 190 de las chicas. Hay 37 toros padres y estamos recriando 23 toritos. Aunque todavía la cabaña no está desarrollada, producimos para utilizar en el mismo campo y venderle a nuestros vecinos que son nuestros proveedores de terneros. De esa forma mejoramos nuestro producto que venderemos como carne. Con este stock tenemos una carga de animal 1,77 por hectárea total de campo, triplicando la producción de carne por hectárea de los campos promedios de la zona.
¿Cuándo llegará el campo a su techo de crecimiento?
Medina: Nuestro campo llegará al techo de crecimiento el próximo año tanto en la cría como en el engorde. Pretendemos producir dos terneros por has, y engordar 12 mil animales al año.
¿Cuál es la característica saliente de este campo?
López: Tenemos dividido en dos rodeos para hacer dos servicios anuales. El primero durante la temporada primavera (octubre a diciembre) y la otra mitad durante el otoño de abril a junio. Vimos la necesidad de producir terneros contra-estación pues por la demanda salíamos a comprar afuera y era más difícil conseguir buenos precios en determinadas fechas. Nos dio un buen resultado. A fines de 2016, tuvimos una preñez del 88%.
Bajó un poco por otro factor: tuvimos que vacunar contra la tristeza, un problema grave de esta zona.
Caro: En cuanto a las vacas para entore, el secreto de producir bien es que esté bien alimentada
para que se preñen, por eso hacemos un destete anticipado de terneros de cuatro meses con un peso de 126 kilos. Queremos que todas nuestras vacas nos den un ternero al año. Ese ternero destetado se va a una pequeña recría a feedlot por dos meses para evitar que tenga un descenso después vuelven a recriarse. Las hembras luego van a recría por 12 meses y le damos servicio a los 18 meses. Entran con 180 kilos a recría pastoril y se terminan entorando a los 365 kilos. Esto nos da una producción de carne de unos 312 kilos por hectárea. Para mí, éste campo debería ser solo recriador que es a lo que apuntamos en la segunda parte del proyecto.
Dividir en dos las pariciones ¿en qué benefició?
Medina: Nuestros rodeo de cría dividido en dos, lo vemos muy conveniente por distintos motivos:
1/ Destetamos terneros cuatro veces al año.
2/ Disponemos de menor cantidad de toros pero de mejor calidad esto se debe a que los
mismos dan dos servicios al año.
3/ Un servicio cada seis meses permite descartar más rápido las hembras infértiles.
Lo que tenemos medido es que los porcentajes de preñez y destete son los mismos en las dos épocas del año.
¿Qué hace más eficiente la ganadería?
Medina: La eficiencia en la ganadería la podríamos dividir en dos partes en el corto plazo pasaría por la sanidad y la alimentación y en el largo plazo, por la genética. El futuro de la ganadería está en la genética. Dentro de la actividad quizá sea la menos rentable pero gracias a Dios existe el fanatismo que hace que la actividad crezca.
¿Cuál es la clave que todos los campos deberían imitar?
Medina: El análisis sistematizado. Tenemos un protocolo en donde diariamente vemos los costos de las racione de los animales, manejamos los kilos de ganancia diario. Vemos nuestro costo de producción, porcentaje de mortandades y son esas variables las que nos permiten que el sistema sea sustentable Con esos datos podemos manejar las compras y las inversiones.
La visión de nuestra compañía es la ganadería integrada. Integrada con las otras actividades profesionalmente. Hay que medir día a día para que resulte un éxito•.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *